Garicano advierte: el mundo laboral en Europa sufrirá terremotos.

La tertulia de Europa en suma con Luis Garicano, candidato de Ciudadanos a las elecciones al Parlamento Europeo.

Garicano se presenta como europeísta convencido. Estudió en Brujas en los años 90, ha vivido en varios lugares de Europa y trabajó para Eurostar. Todo lo que he aprendido en mis viajes, dice, es para esto, para dedicarme a Europa, lo que además, subraya, es más divertido que el Parlamento español.

Cuando ves el movimiento populista, añade, los o las Le Pan, Farage u Orbán te das cuenta de que están buscando destruir la paz y la prosperidad en el continente, la mejor era, indica, desde Marco Aurelio.

Actúa, con Garzón al frente, una alternativa transnacional en Europa.

La tertulia de Europa en suma con el juez Baltasar Garzón y la periodista Teresa Aranguren.

DSC 3593Nuevo en esta absolutamente confusa plaza europea, el movimiento European Spring, Primavera Europea, lanzado por el carismático y polémico ex ministro de Hacienda griego Yanis Varoufakis, se presenta en España como Actúa, con el juez Baltasar Garzón a la cabeza.

El movimiento subraya la necesidad de crear alianzas paneuropeas, porque el modelo de coaliciones sobre la base de partidos nacionales se ha mostrado frágil y son necesarias nuevas iniciativas para hacer frente a la grave crisis social, política y económica que amenaza con desintegrar a la Unión.

DEFENDER CON EL VOTO LAS GRANDES CONQUISTAS EUROPEAS

En la tertulia de Europa en Suma hablamos con la eurodiputada Iratxe García sobre el papel de la socialdemocracia en la construcción europea y sobre las elecciones de mayo.

ft0Cómo convencer a los votantes de que lo que se ha conseguido en el proceso de construcción europea es mucho y muy importante y valioso (sobre todo considerando las complejidades del mundo actual y las incertidumbres de cara al futuro), y de que todo eso que tanto esfuerzo ha costado no está garantizado en absoluto, que podríamos perderlo por no valorarlo suficientemente o por un exceso de confianza, y de que es importante, por todo ello, reafirmarse en la voluntad de mantenerlo y de luchar por consolidarlo y de mejorarlo. Esa es la cuestión para los grandes partidos europeístas, los que han apoyado y desarrollado el sueño de una unión económica y política posible, de cara a las próximas elecciones al Parlamento Europeo.

La Izquierda ¿Unida?, ante las elecciones europeas de mayo.

La tertulia de Europa en suma con la eurodiputada de IU, Paloma López.

20181109175905 4243739 20181109205627

Hubo una época muy hermosa en la Europa de postguerra. A pesar de la guerra fría, tuvimos las tres décadas prodigiosas de crecimiento, como contaba Tony Judt.

En política había dos opciones: centro derecha y centro  izquierda. La vida era más simple. Había dos de todo, dos Alemanias, como citaba Giulio Andreotti. La marca icónica de bolígrafos, BIC daba dos escrituras a elegir, BIC fino escribe fino, BIC cristal escribe normal.

Aquello se ha acabado. Los mapas electorales están rotos y registran un auge de populismos, sobre todo de derecha. En Francia, quitanda a la ultraderecha, no hay partidos y en el poder está un movimiento, En Marcha, que no marcha.

“¡Menos mal que estamos en la UE!”

El acuerdo sobre la salida de Gran Bretaña coincide con nuevas iniciativas para la reforma del euro, que ayuden a los países europeos a proteger sus economías frente a futuras crisis.

May JunckerSe ha dicho y repetido que David Cameron podría pasar a la historia como el peor primer ministro que ha tenido nunca la Gran Bretaña, por el resultado del referéndum de junio de 2016, que él convocó, y sus múltiples y lamentables consecuencias… para Europa y para el Reino Unido. Con cierta razón pudo Cameron echar parte de la culpa de aquel resultado a la actitud tibia, ambigua y poco constructiva del líder de la oposición laborista: el mensaje de Corbyn fue cualquier cosa menos un apoyo sincero al proyecto europeo (que no comparte) y a la permanencia de su  país en la Unión Europea.  

Europa. Elecciones en tiempos de Fake News. Peligro.

Las próximas elecciones al Parlamento europeo en la tertulia de Europa en suma, con María Andrés, representante de la Cámara en Madrid. Y otras consideraciones previas sobre elecciones en tiempos de Internet.

f0En primer lugar habría que desterrar de una vez ese  maldito término anglosajón que se impone en todas las informaciones y mesas redondas, que utilizan y  utilizamos para aparentar ser más modernos. En castellano se dice bulo y no lo han inventado los norteamericanos, es tan viejo como el mundo. Si ir más lejos, nos contaron el bulo sobre la creación del mundo, que tuvo y sigue teniendo  mucho éxito y que se opone a la lógica y a la razón. Pero nos gustan las historias, y, sobre todo, los cuentos. Y cuanto más exagerados, mejor. Ese es el problema.

Sea como sea, el año próximo se celebran elecciones al Parlamento europeo, y tenemos un bonito panorama en prácticamente todos los países de la UE.

Europa: vienen tormentas del sur

La tertulia de Europa en suma sobre las perspectivas de la Unión y la crisis de los refugiados, con Carlos Carnero, director-gerente de la Fundación Alternativa.

f1 5Estamos ante una realidad europea cambiante. Unos años nos sacude la crisis económica, la inseguridad sobre el euro o la salida del Reino Unido. En las últimas semanas, calmada la zona oriental, las aguas del Mediterráneo central y occidental están revueltas y la tempestad sube hasta el norte.

En esta cumbre europea extraordinaria sobre los refugiados, España vuelve a contar en Europa, asegura Carlos Carnero. No es que se hubiera ido, pero para actuar en la Unión hace falta consenso interno y es lo que se está consiguiendo.

Estamos en un momento particular de la Unión, estima el diplomático, porque el Parlamento y el Consejo han cogido muchos vuelos, aunque hay que tener en cuenta que los Estados siguen estando presentes en el Consejo. Y aquí, cada país tiene su voz y voto. Si Italia vota en contra de la modificación de los Tratados, no hay quien lo pare.

Los chicos malos de la UE

El grupo de Visegrado y sus desavenencias con Bruselas en la tertulia de Europa en suma, con Ruth Ferrero, coordinadora del grupo Eurasia e investigadora del Instituto Complutense de Estudios Internacionales.

Grupo Visegrado Union Europea divisiones EDIIMA20170302 0691 4En aquel tiempo, poco después de la caída del muro de Berlín, todos los dirigentes que llegaban a Alemania, que  ya había adquirido la voz cantante en el continente tras la unificación, subrayaban que era necesario y urgente la ampliación de la entonces Comunidad Europea a los llamados “países del  este”.

En 1991, Checoslovaquia (formada entonces por Bohemia Moravia y Eslovaquia), Hungría y Polonia firmaban el pacto de Visegrado para acelerar el proceso de integración en Europa. Un pacto que hundía sus raíces en la Historia: los reyes de Hungría, Polonia y Bohemia firmaron un pacto de no agresión y de colaboración en el lejano 1335.

Pocos hablaban de la profundización de la CE, aunque la unificación alemana impuso la creación de la Unión y de la moneda común. Francia buscaba anclar al nuevo gigante y Helmut Kohl quería una Alemania europea, no una Europa alemana.  La integración europea, ya sabemos, quedó un tanto coja como puso de manifiesto la crisis de 2008.

¡¡¡Basta de Fake News !!!

La tertulia de Europa en suma sobre información y desinformación en la UE, con Clara Jiménez y Jaime Montes, creadores de Maldito Bulo.

descarga 2Hizo un gesto elegante, no en vano es británico, y dijo: “No, el Brexit no sale adelante”. El director de un prestigioso Think Tank se equivocó una semana antes del referéndum sobre la permanencia o no de Gran Bretaña en la Unión Europea. Como otros muchos.

Poco después del Brexit, cuando ganó el populismo frente a la serenidad, el campo frente a la ciudad, descubrimos que en la campaña a favor de la salida del reino Unido había influido una poderosa y oscura entidad, Cambridge Analytica, financiada por un multimillonario estadounidense experto en matemáticas, Robert Mercer. Este señor, que se hizo rico con eso de los algoritmos, financió también la página Breitbart News de Steve Bannon, que, con sus intoxicaciones y sus ataques a la señora Clinton, apoyó la candidatura de Donald Trump. Bannon hace ahora campaña para los radicales europeos como Marine Le Pen, y fue expulsado después de la Casa Blanca. Como tantos otros.

¿Cómo lo hacen? Comprando los Big Data a entidades como Facebook, como recordaba hace unos días el diario The Guardian. Recordaba, porque hace meses que varios medios hablan de Cambridge Analytica y parece que la gente todavía no se había enterado. Facebook recoge cientos de parámetros de cada individuo, sus likes, sus gustos, sus tendencias, nos conoce a fondo, sabe más de nosotros que nosotros mismos y sabe por dónde hay que atacar políticamente. Facebook y entidades como CA están en el origen de las modernas Fake News, término que habría que desterrar, porque en castellano de toda la vida se ha dicho bulo o trola. Pero es más moderno decir eso, más tecnológico, más trendy.

Los que ganan en este océano tempestuoso de la información y desinformación contemporánea son los grandes grupos que marcan la tendencia e imponen los temas.

TOP